Kumiko, La Monja Que Entregaba Niños Sordos A Sacerdotes Pederastas.

noticias 886 Visitas

¿En verdad dios perdonará a todo el mundo? esta es Kosaka Kumiko,una monja que aún vestida con su hábito la pudimos ver esposada y con un chaleco antibalas. Nunca sabemos de donde puede venir la maldad, a esta monja la acusaron de ayudar a sacerdotes durante muchos años a que abusaran sexualmente de niños sordos que estaban bajo su responsabilidad, en el intituto Provolo de Mendoza en Argentina.

Loading...

Kimiko llegó a este instituyto en el año 2007 en donde permaneció 6 años, durante los cuales estuvo detrás de las violaciones a estospequeños ángeles. Esos mismos pequeños han sido los testigos ante la justicia de lo que hacía esta nefasta mujer.

Uno de los niños contó que cuando apenas tenía 5 años, ella se encargó de ponerle un pañal para así ocultar el sangrado que le había provocado la violación de varios de los sacerdotes de la orden. Pero esa era la menor de sus cochinadas, ua que ella era la encargada de seleccionar a los niños más sumisos para entregárselos a los curas como presas.

Ya este instituto había sido noticia cuando la policía había detenido al sacerdote Nicolas Corradi de 82 años y a Horacio Corbacho de 56, los dos fueron acusados de abuso sexual en contra de mñas de de 20 niños de entre 10 y 12 años.

Se supone que estos son “los enviados de dios” pero parece que se les olvida:

Nicolás Corradi era el lider de semejante infierno, este llegí a la agentina en el año 1960 del proveniente del Intituto de Provolo de Verona. LA iglesia lo envió a ese destino para protegerlo de otras denuncias de violación a menores que tenía allá, pero lejos de rectificar lo que hizo fue intensificar sus malas conductas.

Kumiko era a cómplice perfecta ya que tenía buena relación con los niños y estaba”inmune a la culpa” su corazón parecía ser de hielo.

Las Víctimas que hoy en día son adolescentes y ya entienen lo que pasó se etsán animando a hablar y a denunciar los hechos.

“La religiosa participó en tocamientos a nenas, les pidió que se toquen entre ellas y vio pornografía junto al celador Jorge Bordón (otro detenido) en un televisor”, comentó el abogado Sergio Salinas. Pero esa no era su función principal, lo que ella debía hacer era elegir a los niós más vulnerables, los golpeaba y conforme pasaba el tiempo los que no se quejaban eran a los que entregaba a los violadores, los que se rebelaban se salvaban de los abusos.

Kumiko asegura que no sabía nada de los abusos, pero luego de estar prófuga de la justicia fue encontrada en Buenos Aires en donde fue detenida.

Una historia que lamentablemente se repite más de lo que nos gustaría creer en este entorno “de dios” obviamente no todos son así pero hay muchos que lo son y están libres por ahí como si nada hubiera pasado.